X

Revista regalo

¡SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER Y CONSIGUE GRATIS UN NÚMERO DE LA REVISTA POSTALECTOR!

Suscríbete a nuestra Newsletter

* indicates required

Proyecto Quetzalcoalt

Compartimos contigo productos de un mismo universo. Apoya las mejores creaciones del proyecto QUETZALCOALT. Consigue creaciones con sentido y sensibilidad.

ELIGE TU RECOMPENSA

Abre los ojos:

Cuenta la leyenda que cuando se creó el mundo, los dioses y los seres humanos vivían felices y en armonía. A pesar de ello, el dios Quetzalcóatl no estaba contento con ello ya que era el único que veía como los dioses se aprovechaban de los seres humanos. Molesto con esta situación, Quetzalcóatl decidió transformarse en ser humano para compartir con las personas toda la sabiduría y conocimientos que los dioses poseían. Quetzalcóatl les transmitió sus conocimientos, y les explicó a las personas cómo era la vida con igualdad y humildad. La gente poderosa tiene la costumbre de aprovecharse de la que no lo es. En este caso los dioses, al ser más sabios que los seres humanos, ejercen su poder para aprovecharse de ellos. Los habitantes vivían en la ignorancia y pensaban que residían de una forma justa . El no saber algo con certeza nos crea una incertidumbre que más adelante se puede convertir en terror. Tenemos que dejar de vivir en la ignorancia. Hay gente que por comodidad no se mueve en busca de respuestas. El saber no ocupa lugar. Muchos medios se apoderan de nosotros aprovechándose de nuestros miedos y de la ignorancia. Debemos abrir los ojos ante estas cosas e informarnos antes de creer a alguien. Recuerda, el ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona. Al igual que Quetzalcóatl debemos trasladar nuestra sabiduría a las demás personas para que entre todos podamos plantar cara a la gente que piensa que está por encima de nosotros. Recuerda, nadie es más que nadie, y todos tenemos derecho a saber la verdad.

Establecer dirección descendente

8 artículo(s)

Establecer dirección descendente

8 artículo(s)